• UNA DIRECCIÓN CRUCIAL PARA LOS LÍDERES - PRIMERA PARTE

    T.A. McMahon - Mayo 2018

    “Cuando hubieron comido, Jesús dijo a Simón Pedro: Simón, hijo de Jonás, ¿me amas más que éstos? Le respondió: Sí, Señor; tú sabes que te amo. Él le dijo: Apacienta mis corderos. Volvió a decirle la segunda vez: Simón, hijo de Jonás, ¿me amas? Pedro le

    Leer más
  • ¿NO PUEDE ENCONTRAR UNA IGLESIA?

    McMahon - Abril 2018

    "Queridos hermanos y hermanas del Llamamiento Bereano (The Berean Call), estoy al final de mis recursos.  Recientemente nos hemos mudado a una nueva comunidad, y no podemos encontrar una iglesia que enseñe la Palabra de Dios sin añadiduras ni substracciones.  ¿Saben ustedes de algunas buenas iglesias en

    Leer más
  • ELIGIENDO LA VOLUNTAD DE DIOS

    Dave Hunt, Marzo 2018 - Publicado por Primera vez en Mayo  de 1991  


    Durante la tentación en el desierto, Satanás le ofreció a Jesús "todos los reinos del mundo..." y la gloria de ellos (Lucas 4:5-6). Él no estaba engañando. Este mundo realmente es de Satanás y él puede dárselo a

    Leer más
  • PSICOLOGÌA Y PSICOTERAPIA (segunda Parte)

    Dr. Martin, Deidre Bobgan y T.A. McMahon - Febrero 2018

    La Psicoterapia profesional, con sus psicologías subyacentes, es cuestionable en el mejor de los casos, perjudicial en el peor y como mínimo es una falsificación espiritual. Por un lado existe suficiente evidencia bíblica y científica para suspender o eliminar la industria

    Leer más
  • PSICOLOGÍA Y PSICOTERAPIA (Primera Parte)

    Dr. Martin, Deidre Bobgan y T.A. McMahon  /  Enero 2018
     
    De acuerdo con el Diccionario de Merriam-Webster, la psicología es definida como  "la ciencia de la mente y del comportamiento".  ¿Es la psicología una ciencia?  Bueno, sí y no, dependiendo del entendimiento del término "ciencia". Si uno considera el estudio
    Leer más
  • RECONCILIACIÓN

    T.A. McMahon  -   Diciembre 2017
     
    "Y por medio de él reconciliar consigo todas las cosas, así las que están en la tierra como las que están en los cielos, haciendo la paz mediante la sangre de su cruz.  Y a vosotros también, que erais en otro tiempo extraños
    Leer más
  • SABER LO QUE CREEMOS Y POR QUÉ

    Dave Hunt - Noviembre 2017.
    Fue publicado anteriormente en Agosto 1991


    Cuando vemos una y otra vez en el Nuevo Testamento define y defiende el verdadero evangelio y condena los evangelios falsos. También podemos ver el porqué del caso: la batalla por las almas que existe entre la verdad de Dios

    Leer más
  • ¡BENDIGA A DIOS!

    T.A. McMahon - Octubre 2017
     
    "Bendice alma mía al Señor; Y bendiga todo mi ser su santo nombre"(Salmo 103:1).
     
    ¿Qué significa "Bendecir al Señor"? ¿Qué significa "bendecir"? Este último término es un poco más fácil de definir que el anterior, pero cuando se trata de definiciones, especialmente de los
    Leer más
  • LA ASCENDENTE OPOSICIÓN AL CRISTIANISMO - PARTE 2

    T.A. McMahon  - Septiembre 2017

    Solía ser que si uno quisiera una confirmación de lo que Dave Hunt y yo estábamos escribiendo acerca de los cambios espirituales que observábamos y que tenían lugar en los Estados Unidos y, más concretamente en el Cristianismo, hablábamos con misioneros quienes habían regresado después de

    Leer más
  • LA ASCENDENTE OPOSICIÓN AL CRISTIANISMO - PARTE 1

    T.A. McMahon - Agosto 2017

    Hace varios años cuando comencé a hablar en conferencias de profecía, yo estaba intrigado por el hecho de que durante las sesiones de preguntas y respuestas del panel, siempre había algunas preguntas relacionadas con el Anticristo. Fue un poco inquietante, probablemente porque sabía poco sobre esa

    Leer más
  • ¿CÓMO ESTÁ TU CAMINO CON EL SEÑOR?

    T.A. McMahon  - Mayo 2017   
     
    "Si vosotros permaneciereis en mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos; y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres."  (Juan 8:31-32).   
    Hace años, nosotros aquí en las oficinas de esta publicación, tuvimos un miembro de la Junta que también pastoreaba una iglesia
    Leer más
  • EL MAPA DEL CAMINO A ARMAGEDON

    as45o EL MAPA DEL CAMINO A ARMAGEDON
    por Dave Hunt - Enero 2004
     
    El cuarteto de Bush, Putin, la ONU y la UE (Unidad Europea), está determinado, por medio de una división de territorio, a traer una justa y duradera paz” en el medio oriente entre Israel y sus vecinos.  Suponiendo
    Leer más
  • RAÌCES HEBREAS Y LA LEVADURA DE LAS OBRAS DE SALVACIÓN - SEGUNDA PARTE

    cru0054 T.A. McMahon / G. Richard Fisher  - Marzo 2017   
     
     
    "No deshecho la gracia de Dios; pues si por la ley fuese la justicia, entonces por demás murió Cristo" (Gálatas 2:21).
     
    Hay una gran cantidad de frustración acerca de la "gracia de Dios" por aquellas personas involucradas en el
    Leer más
  • EL MISTICISMO Y LA RELIGION DEL MUNDO QUE YA SE AVECINA - TERCERA PARTE - PROTECCIÓN ESPIRITUAL

    T.A. McMahon - Enero 2017   
     
    "Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes....  Sobre todo, tomad el escudo de la fe, con que podáis apagar todos los dardos de fuego del maligno. Y tomad el
    Leer más
  • EL REY DE LOS JUDÍOS

    Dave Hunt / Diciembre 2016 
    (Publicado por primera vez en Diciembre de 1999)
     
     
    En esta época del año, personas que por lo general dan poco o ningún pensamiento a Dios o a Cristo dan una importancia superficial a la idea que hace más de 1,900 años Jesús nació en
    Leer más
  • EL MISTICISMO Y LA RELIGION DEL MUNDO QUE YA SE AVECINA - SEGUNDA PARTE

    T.A. McMahon - Noviembre 2016
     
    Como se señaló en la primera parte de estas series, hay una Futura Religión Mundial (FRM) que está avanzando rápidamente. Uno de los elementos significativos que acelera su crecimiento es el misticismo, que es un sistema de creencias que rechaza en última instancia las enseñanzas
    Leer más
  • EL MISTICISMO Y LA RELIGION DEL MUNDO QUE YA SE AVECINA - PRIMERA PARTE

    T.A. McMahon / Octubre 2016
       
    "Nadie os engañe en ninguna manera; porque no vendrá sin que antes venga la apostasía, y se manifieste el hombre de pecado, el hijo de perdición, el cual se opone y se levanta contra todo lo que se llama Dios o es objeto de
    Leer más
  • EL DIOS DE JACOB, EL DIOS DE ISRAEL (Segunda Parte)

    Por Dave Hunt - Septiembre 2006

    El mes pasado mencionamos que el único Dios verdadero, el Creador del Universo y de todas las cosas - el Dios de la Biblia - ha conectado Su nombre y ha atado Su integridad a Israel. Y aún así muchos evangélicos, incluyendo muchos líderes conocidos, insisten que

    Leer más
  • ENTONCES ¿CÓMO PODREMOS VIVIR?

    T.A. McMahon - Julio 2016
       
    La Biblia es un libro increíble. Aunque esto es cierto, el decir esto de la Biblia no es insuficiente. Todos los elogios se quedan cortos; no hay adjetivos que se pueden acercar lo suficiente para hacerle  justicia. Pero eso no debe sorprendernos, ya que
    Leer más
  • LA MISION DEL LLAMAMIENTO BEREANO: CONTROLAR EL DAÑO

    T.A. McMahon - Junio 2016

    En los últimos seis meses he visitado varios países y he tenido el privilegio de trabajar con misioneros y ministrar a sus congregaciones. Estoy en un estado continuo de admiración al observar las obras que realizan los misioneros creyentes en la Biblia y al mismo tiempo

    Leer más
  • EL MISTICISMO DE LA NUEVA ERA - ALGO NADA NUEVO III

    T.A. McMahon - Mayo 2016

    En su libro 2006, "Yoga y el cuerpo de Cristo", Dave Hunt observó que había más de 500,000 referencias en la página web de Google refiriéndose a las "iglesias Cristianas y el yoga". Hoy, esa búsqueda ¡trae más de 10 millones! En la segunda parte de

    Leer más
  • EL MISTICISMO DE LA NUEVA ERA II

    ALGO NADA NUEVO

    T.A. McMahon - Marzo 2016

    El movimiento de la Nueva Era parece que se hubiesen desvanecido desde que entró en escena tan vigorosamente en la década de 1970. En realidad, no se ha desvanecido, sino que se ha camuflado dentro de la sociedad. Muchas de sus enseñanzas y

    Leer más
  • EL MISTICISMO DE LA NUEVA ERA

    EL MISTICISMO DE LA NUEVA ERA - ALGO NADA NUEVO - Primera Parte 
    T.A. McMahon - Febrero 2016
       
    A mediados de la década de 1970, Dave Hunt escribió un libro que relataba la vida de Pablo Gupta, un Cristiano converso y fundador del Instituto Bíblico de Indostán. Esa biografía incentivó a
    Leer más
  • ¿TENEMOS ALGUNA ESPERANZA?

    T.A. McMahon - Enero 2016

    ¿Tenemos alguna esperanza? Hay muchas maneras que podemos considerar esa pregunta. Por ejemplo, probablemente todos hemos escuchado a alguien decir, "Usted no tiene esperanza", cuando las probabilidades de lo que se espera son abrumadoramente contra él. Hay apelaciones de última instancia, referidas a veces como "oraciones

    Leer más
  • EL ENIGMA DEL CALVINISMO

    T.A. McMahon - Diciembre 2015  
           
    El Calvinismo, desde mi primer contacto con sus enseñanzas y prácticas hasta el día de hoy, no ha dejado de ser un enigma para mí. De hecho, cuanto más he aprendido sobre el tema, resulta ser aún más desconcertante. Algunos defensores
    Leer más
  • LA HOMOSEXUALIDAD Y EL REINO DEL TERROR

    T.A. McMahon - Octubre 2015  
           
    El título de este artículo puede provocar gritos de "homofobia" de parte de algunos, incluso de aquellos quienes no tienen contacto con lesbianas, gays, bisexuales y con la comunidad transexual (lesbian, gay, bisexual, transgender o LGBT).  Una persona puede llegar a
    Leer más
  • CONFRATERNIDAD: FORTIFICÁNDOSE CONTRA LA APOSTASÍA

    T.A. McMahon / Septiembre 2015 

    "Mejores son dos que uno; porque tienen mejor paga de su trabajo. Porque si cayeran, el uno levantará a su compañero; pero ¡ay del solo! que cuando cayere, no habrá segundo que lo levante. También si dos durmieren juntos, se calentarán mutuamente; mas ¿cómo se calentará

    Leer más
  • VICTORIA SOBRE EL PECADO

    Dave Hunt - Agosto 2015 (Previa publicación fue hecha en Octubre 2006)


    Tratando de decidir entre el deseo sincero de servir y de honrar al Señor y al mismo tiempo confrontar el torbellino interior de las lujurias carnales y la atracción seductora de los placeres mundanos y correspondiente honores, muchos Cristianos

    Leer más
  • LA BRUJERÌA: MARCANDO EL COMIENZO DE UNA ETERNIDAD "GOZOSA" SIN CRISTO

    T.A. McMahon - Julio 2015
           
          Hace unos años tuve el maravilloso privilegio de ministrar a una anciana que estaba a punto de ser operada de cáncer. No fue una cirugía de vida o muerte, pero debido a su avanzada edad definitivamente existían obvias preocupaciones.
    Leer más
  • EL ÚNICO ANTíDOTO: EL PODER DEL ESPÍRITU

    T.A. McMahon - Junio 2015

    Estos son tiempos difíciles para todo Cristiano nacido de nuevo. La apostasía parece estar aumentando exponencialmente. Los Cristianos bíblicos están teniendo una mayor dificultad para encontrar iglesias que predican y enseñan las Escrituras. Adiciones a la Palabra de Dios han capturado la imaginación de un creciente

    Leer más
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13
  • 14
  • 15
  • 16
  • 17
  • 18
  • 19
  • 20
  • 21
  • 22
  • 23
  • 24
  • 25
  • 26
  • 27
  • 28
  • 29
  • 30

UNA DIRECCIÓN CRUCIAL PARA LOS LÍDERES - PRIMERA PARTE

T.A. McMahon - Mayo 2018

“Cuando hubieron comido, Jesús dijo a Simón Pedro: Simón, hijo de Jonás, ¿me amas más que éstos? Le respondió: Sí, Señor; tú sabes que te amo. Él le dijo: Apacienta mis corderos. Volvió a decirle la segunda vez: Simón, hijo de Jonás, ¿me amas? Pedro le respondió: Sí, Señor; tú sabes que te amo. Le dijo: Pastorea mis ovejas. Le dijo la tercera vez: Simón, hijo de Jonás, ¿me amas? Pedro se entristeció de que le dijese la tercera vez: ¿Me amas? y le respondió: Señor, tú lo sabes todo; tú sabes que te amo. Jesús le dijo: Apacienta mis ovejas.”

(John 21:15-17)

______________________________________________________________________________

Siempre es un honor y un privilegio para mí dirigirme a quienes están en el liderazgo de la iglesia, y por la gracia de Dios quisiera compartir algunas reflexiones que espero sean útiles cuando ministren el rebaño de Dios. Considero que lo que hacen ustedes es uno de los más difíciles de los llamamientos del Señor. Sin duda es una tarea imposible sin la convicción de Dios sobre la persona que está encargada del ministerio. He conocido algunos que han tratado de pastorear las ovejas del Señor sin Su llamado, y fue un desastre, tanto para el líder como para la congregación que el líder dirigía.

Las palabras de Jesús a Pedro (referenciado arriba) van directamente al grano en lo que se refiere al llamado del ministerio. Todo depende realmente si uno ama a Jesús o no.

Tres veces Jesús le pregunta a Pedro si lo ama y tres veces Pedro dice que sí. Su última respuesta es mucho más contundente que las otras dos: "Tú sabes que te amo”. Muy a menudo algunos de nosotros, quizás muchos de nosotros, decimos la frase “Te amo” muy a la ligera, como algo que suena bonito el decirlo … o tal vez como si fuera una reacción … pero no hacemos nada que respalde tales palabras. Sin embargo Jesús no permite que la respuesta de Pedro descanse o muera en tales palabras, aunque hayan sido dichas sinceramente. El Señor le da instrucciones a Pedro, de tal manera, que cuando las palabras son obedecidas probarán el amor de Pedro por Su Señor.

Hay una sólida conexión entre la obediencia y el amor. De hecho, la obediencia es a menudo una demostración del amor de la persona. A veces me han preguntado, “¿Por qué la gente le da tanta importancia o hace tanto hincapié acerca del pecado de Adán y Eva? Parece que hubiera mucho ruido y pocas nueces. ¡Y todo eso por haber comido una fruta! Francamente yo no lo entiendo”. Yo tampoco lo entendería si sólo se tratase de haber comido una fruta prohibida. No, eso no es lo más importante. La cuestión crítica es la "obediencia".

Jesús, en Juan 14:21-24 y en muchos otros lugares, enfoca la relación entre el amor y la obediencia: "El que tiene mis mandamientos, y los guarda, ése es el que me ama; y el que me ama, será amado por mi Padre, y yo le amaré, y me manifestaré a él. Le dijo Judas (no el Iscariote): Señor, ¿cómo es que te manifestarás a nosotros, y no al mundo? Respondió Jesús y le dijo: “El que me ama, mi palabra guardará; y mi Padre le amará, y vendremos a él, y haremos morada con él. El que no me ama, no guarda mis palabras; y la palabra que habéis oído no es mía, sino del Padre que me envió”.

Aquellos de ustedes que están criando hijos o que ya los han criado, sabemos que cuando un niño dice que lo ama, pero es desobediente, lo que está demostrando es que él se ama a sí mismo más que a sus padres. Adán y Eva demostraron que ellos se amaban más a ellos mismos que a Su Creador. Jesús dio instrucciones a Pedro que se suponía él debería cumplirlas, "Apacienta mis ovejas” y así él demostraría el amor que había declarado repetidamente a su Señor y Salvador.

Entonces, ¿Cómo debía alimentar Pedro al rebaño del Señor? Yo opino que Pedro debía alimentar a las ovejas ¡con todo aquello que Jesús dijo e hizo! Me encanta la manera que esto se presenta a través de las Escrituras. Se llama el "Consejo completo de Dios", "toda la Escritura", "la Palabra del Señor", "el Evangelio", "la Sana Doctrina", "la totalidad de Su Palabra", "toda Palabra que sale de la boca de Dios" y así sucesivamente. En otras palabras, ¡Pedro fue a darles de comer - Jesús! Jesús es la "Palabra, el Verbo... hecho carne".

Jesús subrayó el contenido general de ese alimento cuando dijo: "Yo soy el camino, la verdad y la vida" (Juan 14:6). Pensemos en esto por un momento. ¿Qué le falta a esa frase? ¿Cómo nosotros podríamos complementarlo? ¡Pues con absolutamente nada! Si usted hiciera una encuesta de aquellos que profesan ser Cristianos Bíblicos, muy probablemente encontraría que muchos afirman creer en la inerrancia de las Escrituras y en la autoridad de la Biblia. Sin embargo, hay otra demanda hecha por la Palabra de Dios que, en la práctica, deja mucho que desear en aquellos quienes profesan creerlo y eso es la suficiencia de las Escrituras.

Este es un gran problema. ¿De qué manera, uno preguntaría? Bueno, consideremos un taburete de tres patas. Digamos que una pierna significa la inerrancia de la Biblia, la segunda pierna la autoridad y la tercera pata sería su suficiencia. ¿Qué sucedería a éste taburete si le faltara una de las patas? Se vuelve inestable y sin duda no tardaría en caerse. Ésa es la forma en que la lógica funciona. Si la Biblia es vista como insuficiente (contrario a sus afirmaciones), entonces su autoridad no es completa o total. Si ese fuera el caso, uno se vería obligado a buscar información fuera de la Biblia, recurriendo a otras supuestas autoridades o expertos. Si la Biblia es vista como insuficiente y por lo tanto careciendo de autoridad absoluta, ¿que se podría decir acerca de la creencia en su infalibilidad? Bueno, si ese fuera el caso nos quedaríamos con una confusa mezcla de una perfecta sabiduría de Dios y una imperfecta sabiduría del hombre lo cual representaría la Palabra de Dios como algo totalmente inadecuado.

Pero, ¿acaso la Biblia no afirma ser suficiente? Pedro nos dice que sí. En el segundo libro de Pedro 1:2, 4 nos dice: “Gracia y paz os sean multiplicadas, en el conocimiento de Dios y de nuestro Señor Jesús. Como todas las cosas que pertenecen a la vida y a la piedad nos han sido dadas por su divino poder, mediante el conocimiento de aquel que nos llamó por su gloria y excelencia, por medio de las cuales nos ha dado preciosas y grandísimas promesas, para que por ellas llegaseis a ser participantes de la naturaleza divina, habiendo huido de la corrupción que hay en el mundo a causa de la concupiscencia”.

Otras Escrituras tales como 2 Timoteo 3:16-17, declara que, "Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra”.

Pero me encanta Pedro, especialmente el increíble cambio que se vio en él desde Pentecostés y también en sus dos epístolas. Anteriormente parecía que el sufría de la enfermedad llamada el “meter la pata”. Sin embargo, sus palabras a Jesús, según lo registrado en Juan capítulo 6, indican que él sabía de la suficiencia en Cristo. Cuando otros se alejaban del Señor, la Escritura nos dice, "entonces Simón Pedro le respondió: ¿Señor, a quien iremos? tú tienes palabras de vida eterna"(Juan 6: 68).

Pedro tenía mucha razón en hablar de esa manera, pero, lamentablemente, cada vez más los creyentes en Cristo hoy en día, van a otro lugar para "las cosas que pertenecen a la vida y la piedad". Trágicamente, en algunos casos muchos son incentivados por sus propias iglesias, cuyo liderazgo dirige a los miembros de la congregación a los supuestos profesionales para asesoramiento psicológico. Si esto está tomando lugar en su congregación, ya sea que se llame psicólogos cristianos o consejeros de matrimonio y de familia o cualquier otro título que quieran darse, tengo dos palabras para ustedes: ¡Detengan esto!

Debemos tomar el consejo de Nehemías, que, cuando se enteró de que una cámara se había preparado para el malvado Tobías, en los atrios de la casa de Dios, las Escrituras nos dicen que Nehemías exclamó: “Y me dolió en gran manera; y arrojé todos los muebles de la casa de Tobías fuera de la cámara” (Nehemías 13:8). La iglesia debería hacer lo mismo con aquellos quienes ya han establecido la supuesta ciencia psicológica dentro de sus muros sagrados.

Analicemos son más detenimiento las palabras de Jesús en Juan 14:6: “Yo soy el camino, la verdad y la vida”. ¿Qué podría haber aparte de esas palabras, que podiera ser de valor eterno? Nada. ¿Qué podríamos decir acerca de nuestras vidas temporales? ¿Podríamos indagar a expertos en ciertos campos de conocimiento para que nos ayuden en los asuntos de nuestras vidas? ¡Se podría decir que sí! No quisiera yo ser operado del apéndice por alguien cuyo único diploma fuera en teología o cuya educación la obtuvo a través de asistir a una escuela bíblica o que simplemente lea la Biblia y hace lo que dice.

Por otro parte, me agradaría mucho el ser ministrado o ayudado por cualquier persona, ya sea en la profesión médica o en cualquier otra profesión, que fuera un perito en la materia y que también fuera un cristiano nacido de nuevo. Una persona con conocimientos médicos proporcionaría valor temporal para mi necesidad particular, por ejemplo, operar con éxito mi apéndice, pero esa persona también podría ministrar a mi necesidad espiritual como un hermano o hermana en Cristo. Ese apoyo espiritual puede ocurrir a través de la oración, aliento con la palabra, mientras que al mismo tiempo estaría practicando su profesión secular, de acuerdo a sus enseñanzas espirituales, morales y éticas de la Palabra y así sucesivamente. Es una mezcla de valores físicos temporales y valores espirituales eternos.

Continuando con las palabras de Jesús: "Yo soy el camino, la verdad y la vida", ¿qué le faltaría a estas palabras para completar "todas las cosas que pertenecen a la piedad mediante el conocimiento de Él..."? ¿Hay algo en estas palabras de valor eterno que Jesús no ha mencionado? ¡No! No hay ningún otro camino, no hay ninguna otra verdad y no hay ninguna otra vida.

Sin embargo, si uno cree las diferentes encuestas que se han hecho en las cuales se han preguntado a Cristianos evangélicos si ellos creen si existe otro camino al cielo aparte de Jesús, ¡más de la mitad declara que sí existe! Quizás estas personas están sinceramente tratando de demostrar cuán amoroso y tolerante Dios es. Yo no sé, no conozco sus corazones. Pero sí sé que involuntariamente o indirectamente están demostrando que están "avergonzados del Evangelio" (Romanos 1:16). Peor aún, están llamando mentiroso a quien afirmó,
".. .nadie viene al Padre, sino por mí” (Juan 14:6).

La misma implicación calumniadora de llamar a Jesús mentiroso, se aplicaría en Hechos 4:12, cuan Él declaró: "Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos.” Obedeciendo las instrucciones de Cristo, Pedro alimentó Jesús mismo, a los corderos y ovejas de Cristo. Pedro les alimentó “el camino, la verdad y la vida”.

Yo recibí una educación como Católico Romano y cuando recibía la comunión yo había sido instruido que estaba recibiendo (comiendo) el cuerpo literal, la sangre, el alma y la divinidad de Jesucristo, bajo la apariencia de pan y vino. Aún hoy, supuestamente el sacerdote tiene el poder de transubstanciar o cambiar, el pan y el vino en Jesús, aunque la apariencia del pan y el vino continúan siendo las mismas. El pan transustanciado u hostia entonces era y es adorado como Jesús.

Muchos católicos acusan a los evangélicos de tomar todo lo que leen en la Biblia literalmente. No es verdad. Si ese fuera el caso entonces creeríamos que Dios es un pollo. ¿Por qué digo esto? En el Salmo 91:4 leemos que Dios: “Con sus plumas te cubrirá, y debajo de sus alas estarás seguro; escudo y adarga es su verdad”. Nosotros no tomamos literalmente que Dios tiene plumas y alas. Reconocemos que las palabras son figurativas, lo que significa es que simplemente indican que Dios protegerá a los creyentes de la trampa del cazador, refiriéndose a Satanás. Los Católicos, por otra parte, erran enormemente cuando leen un versículo literalmente que es claramente figurado. En Juan 6:53-54 Jesús declara: "Jesús les dijo: De cierto, de cierto os digo: Si no coméis la carne del Hijo del Hombre, y bebéis su sangre, no tenéis vida en vosotros. El que come mi carne y bebe mi sangre, tiene vida eterna; y yo le resucitaré en el día postrero”.

¿Cómo podemos saber que no deberíamos tomar esos versos literalmente? Hay tres razones obvias: en primer lugar, comer carne humana es el resultado horrible de personas que están en una situación desesperada y bajo el juicio de Dios (Levítico 26:28-29; Jeremías 19:8-9). Jesús nunca podría tolerar una actividad tan maligna como el canibalismo. En segundo lugar, el hecho en sí carece de algún beneficio físico o espiritual. ¿Qué podría uno aprender de un repetido acto ritualista que es continuamente practicado en altares Católicos? Nada se aprende, al menos en lo que se refiere a lo que nos dice la Biblia. Y en realidad, niega la verdad del consumado trabajo de Cristo en la Cruz y convierte el acto de tomar comunión en un rito místico.

¿Saben lo que significa la frase "hocus pocus"? Era comúnmente usado por aquellos quienes realizaban trucos de magia. Originalmente, sin embargo, fue utilizado por los protestantes para burlarse de los sacerdotes Católicos quienes realizaban la transubstanciación en la Misa. Los sacerdotes utilizaban la frase en el idioma Latín: “Hoc est corpus meum,” que es traducido "Esto es mi cuerpo”. Esa frase en latín fue posteriormente corrompida como "hocus pocus”.

En tercer lugar, Jesús lo pone muy en claro que Sus palabras en Juan 6:63 no deben ser tomadas literalmente, sino figurativamente. Él nos dice, "...las palabras que yo os he hablado son espíritu y son vida”.

Volviendo a Pedro concerniendo a lo que él fue instruido por Jesús, ¿cuál sería tal alimento? Jesús dijo en Lucas 4:4, "Escrito está, que el hombre no vivirá sólo de pan, sino de toda Palabra de Dios”. Jesús es "el Verbo, la Palabra de Dios" (Apocalipsis 19:13). Por lo tanto podemos resumir que Pedro alimenta las ovejas del Señor con Jesús mimo, es decir, Su camino, Su verdad y Su vida, y todo lo que se presenta en Su Palabra. Ese es el significado de las palabras de Cristo en Juan 6:53-54: "Jesús les dijo: De cierto, de cierto os digo: Si no coméis la carne del Hijo del Hombre, y bebéis su sangre, no tenéis vida en vosotros. El que come mi carne y bebe mi sangre, tiene vida eterna; y yo le resucitaré en el día
postrero.”

La pregunta para ustedes pastores del rebaño del Señor, entonces, es: ¿Con qué están alimentando a las ovejas que el Señor les ha dado a su cargo? ¿Es, ante todo, Cristo mismo en todos Sus caminos, Su verdad y Su vida? ¿Qué tan crítica es la relación personal con Jesús, en lo que respecta a la fructífera vida del creyente en Cristo? Jesús nos los dice claramente y en términos nada inciertos.

(Continuará)
___________________
UNA DIRECCIÓN CRUCIAL PARA LOS LÍDERES
PRIMERA PARTE
T.A. McMahon

Mayo2018
Título en inglés: “A Crucial Address to the Overseers” Part One
__________________________________________________________

¿NO PUEDE ENCONTRAR UNA IGLESIA?

McMahon - Abril 2018

"Queridos hermanos y hermanas del Llamamiento Bereano (The Berean Call), estoy al final de mis recursos.  Recientemente nos hemos mudado a una nueva comunidad, y no podemos encontrar una iglesia que enseñe la Palabra de Dios sin añadiduras ni substracciones.  ¿Saben ustedes de algunas buenas iglesias en nuestra área?

Este es el pedido más común que recibimos aquí en TBC (The Berean Call / El Llamamiento Bereano) y lo ha sido durante más de dos décadas. Lamentablemente, hemos sido reacios a recomendar cualquier iglesia en particular, y no es porque no existan iglesias que enseñen la sana doctrina por los alrededores. Es porque doctrinalmente no sabemos exactamente lo que están predicando. Hemos visto buenas iglesias que han cambiado de la noche a la mañana. Nosotros esperamos que este artículo pueda proveer algunas sugerencias a aquellos que actualmente buscan congregarse con creyentes que aman la Palabra de Dios y quieran crecer en "la fe que una vez fue entregada a los Santos" (Judas 3).

Antes de comenzar con algunas sugerencias respecto a qué hacer cuando se busca una iglesia, vamos a empezar con las cualidades de una iglesia que realmente se pueda definir como una iglesia Cristiana y cimentada en la Palabra de Dios.  El atributo más importante es la opinión que la iglesia tenga acerca de la Biblia. ¿Creen los líderes de tal iglesia que las Escrituras son comunicación inerrante de Dios a la humanidad, que fueron recibidas y escritas por profetas elegidos de Dios? ¿Creen que todas las palabras de la Biblia son inspiradas por Dios sin que haya sido nada añadido por los originales transcriptores de las Escrituras? "Por lo cual también nosotros sin cesar damos gracias a Dios, de que cuando recibisteis la palabra de Dios que oísteis de nosotros, la recibisteis no como palabra de hombres, sino según es en verdad, la palabra de Dios, la cual actúa en vosotros los creyentes" (1 Tesalonicenses: 2:13). Cualquier desviación de la creencia en la inerrancia de la palabra de Dios, no importa cuán pequeña, es similar a un agujero en un salvavidas inflable. En algún momento, tarde o temprano, el salvavidas se desinflará y dejará de preservar la vida de la persona.   

Una congregación que enseña las Escrituras ex-posicionalmente, es decir, versículo por versículo, ofrece una enseñanza más eficaz para el aprendizaje de la Palabra de Dios que una Iglesia que predica solamente sobre ciertos temas. Sin duda, ambos enfoques pueden ser objeto de abuso, pero la predicación temática tiene muchos problemas inherentes que son difíciles de evitar. Muy a menudo la predicación tópica sustituye lo que Dios ha dicho con pensamientos del hombre, no importa que tan sincera sea la intención.  ¿Cómo puede esto ocurrir?  1) Rara vez es el contexto de los versículos son correctamente explicados.2) El predicador tiene la libertad de acción para evitar palabras difíciles y aún controversiales.3) Debido a los dos primeros puntos anteriores, es más difícil para el oyente seguir el mensaje de una manera más exigente bíblicamente, como lo haría un Bereano (Hechos 17:10-11).4) Puede desviar fácilmente al oyente de lo que debería ser el objetivo principal de cualquier sermón: "¿Qué es lo que Dios mismo nos está diciendo directamente a través de Su Palabra?  

Los programas estudiando la Biblia son importantes. A veces, cuando he investigado si en una iglesia en particular tienen estudio bíblico, la respuesta entusiasta es "¡Sí!" Cuando les pregunto qué libro están estudiando, la respuesta más común es que están utilizando el último libro de un popular autor Cristiano. Llamar esto un "estudio bíblico" es incorrecto, no importa qué edificante tal libro pueda ser. Tenemos que asegurarnos que la Biblia es lo que realmente se está estudiando. ¿Tiene esa iglesia prospectiva un programa para jóvenes cuya  enseñanza de la Palabra de Dios es su objetivo principal? Ha sido el entretenimiento en grupos juveniles lo que ha gobernado durante décadas, casi eliminando el verdadero discipulado de jóvenes. Las palabras de Pablo a Timoteo nos muestran lo que realmente es un objetivo valioso y orientado hacia la juventud: "y que desde la niñez has sabido las Sagradas Escrituras, las cuales te pueden hacer sabio para la salvación por la fe que es en Cristo Jesús"  (2 Timoteo: 3:15).

Estas cualidades vitales de adoración y la importancia de la oración colectiva también debe ser un factor importante, cuando uno está considerando en unirse a una congregación.  El predicar la Palabra es otra característica importante, cuando uno está seleccionando una iglesia,  y eso significa el apoyar a misioneros en el extranjero o a creyentes dentro de la comunidad y compartiendo el testimonio y el amor de Cristo, mientras que uno está sirviendo.   
Algunos, especialmente aquellos que han estado buscando activamente por una "buena iglesia", pueden estar pensando en este momento, "¡muy bien! ¡Diríjame a una iglesia con las cualidades que ha mencionado y estaré allí el próximo Domingo!" No dudo que haya iglesias que incluso exceden los pocos requerimientos que he mencionado, pero también sé que la mayoría no están a la altura de tales requerimientos.  Cuando Jesús se dirigió a las siete iglesias en los primeros tres capítulos del libro de Apocalipsis, sólo dos de las siete fueron elogiadas sin ninguna reserva.  El resto tenían problemas que debían ser corregidos y si no lo hacían, Jesús dijo, "Recuerda, por tanto, de dónde has caído y arrepiéntete, y haz las primeras obras; pues si no, vendré pronto a ti y quitaré tu candelabro de su lugar, si no te hubieres arrepentido" (Apocalipsis 2:5 ). El "Candelabro" en la iglesia representa la luz de la Palabra de Dios, y esa luz se está apagando.   Por otro lado, hay muchas iglesias que existen hoy en día las cuales mantienen hoy, al menos un titileo de la luz de Dios. Pero ¿de qué sirve eso?  
Alguien podría responder, "¡No estoy interesado en asistir a una iglesia donde solo parpadea la luz de Dios!" Así también sería mi primera inclinación. Pero entonces, como dice el viejo refrán, "Si los deseos fueran caballos, los mendigos cabalgarían". En otras palabras, todos los deseos del mundo no podrían lograr que la mayoría de las iglesias tengan las cualidades que se han descrito anteriormente. La realidad, para muchos creyentes que están buscando una iglesia hoy en día, la única opción que tienen son las "iglesias titilantes".  

Permítame definir a lo que yo me refiero cuando digo iglesia parpadeante. Es la iglesia que ha sobrecargado a su congregación con los residuos de los programas y las prácticas del hombre, pero debajo de ese montón espiritualmente adulterado y doctrinalmente confuso, hay una chispa de la luz de Cristo (Jesús de la Biblia) y el verdadero evangelio. Como un campista veterano, una cosa que sé es que se puede encontrar una chispa enterrada en las cenizas de un fogón recién apagado y que puede ser avivado en una llama.   

Con esto en mente, aquí están mis sugerencias adicionales, cuando las iglesias de la comunidad reflejan poco o casi ninguno de los criterios mencionados, al principio de este artículo. Cuando las iglesias razonablemente cercanas  parecen repugnantes a nuestras sensibilidades bíblicas, a veces la reacción de uno es, "¡De ninguna manera, Tom. Yo no voy a poner un pie en cualquiera de esas iglesias. Yo simplemente me quedaré en casa, leeré mi Biblia y escucharé las transmisiones del Llamamiento Bereano (The Berean Call)!"  Está bien, sólo mencioné ese último comentario para subrayar lo que en realidad es una mala opción. La lectura de la Biblia está bien, pero no haciendo lo que esta dice es totalmente contraproducente. La Biblia nos dice: " Y considerémonos unos a otros para estimularnos al amor y a las buenas obras; no dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos; y tanto más, cuanto veis que aquel día se acerca" (Hebreos 10: 24-25).  ¿Por qué yo aconsejaría a alguien que se enrole en una iglesia que tiene varios temas que son producto del hombre y de sus ilusiones, algunos de los cuales son engaños y seducciones del adversario y, tomando todo en consideración, han conducido a mucha infructuosidad como cuerpo de creyentes? Puedo oír a alguien decir, "¡Dave Hunt se debe estar revolcando en su tumba si pudiera él leer esto!" Yo pienso que no. Permítanme explicarme y dar algunas razones por las cuales sé que Dave apoyaría lo que estoy diciendo.

En mis cuarenta años de observación de la Cristiandad, he sido testigo de las actividades de la iglesia en general (incluyendo nominales y verdaderos creyentes) que han evolucionado en lo que esencialmente es una operación del consumidor. Ya sea a través de la codicia que invade los corazones de individuos, o por métodos como el movimiento de crecimiento de iglesia (generados por un plan de mercado mundano), los buscadores de iglesia han hecho decisiones basadas principalmente en una mentalidad que se puede definir en una palabra: "¡aliméntame!" Sí, los creyentes necesitan ser alimentados, especialmente con la Palabra (Lucas 4:4). Pero si la manera en que un creyente está considerando en participar en la vida de una iglesia, y lo que realmente está buscando es "que lo sirvan", lo que va a ocurrir es que no va a encontrar o apreciar su contribución y la necesidad de su servicio al cuerpo de Cristo (creyentes) y va a faltarle lo que la vida Cristiana es en realidad, sin dejar de mencionar la pérdida de ser fructífero y las bendiciones que son ganadas por un ministerio desinteresado.  No se necesita una evaluación personal terriblemente profunda para que cualquiera de nosotros pueda reconocer nuestra propia culpabilidad egoísta. En caso de duda, revise su "medidor de quejas" y sus obras de servicio en su presente congregación.

Lo que estoy expresando aquí, y lo que es realmente necesario, es el tener un corazón para servir. No se requiere una gran transformación para cualquier persona honesta que dice ser un cristiano bíblico, pero no puede o no quiere apoyar a los ministerios de servicio en su iglesia. Si usted no está contribuyendo al crecimiento espiritual de su iglesia, usted necesita es volver a ponerse en orden, para recordar el verdadero significado de la vida Cristiana. Apliquemos esto a la persona mencionada al principio de este artículo que no tiene una iglesia y está pidiendo a gritos ayuda para encontrar una buena congregación.  

Ahora, consideremos un escenario que es más difícil y angustiante y que se está volviendo más común entre los creyentes. Aquellos que no tienen ninguna iglesia y no están en ninguna congregación. ¿Por qué? Porque ellos no están de acuerdo con ninguna de las iglesias que han visitado.

Si una iglesia predica el evangelio bíblico y al Jesús de la Biblia, aún si están enterrados bajo un montón de programas y enseñanzas mundanas, mi recomendación es que asistan a esa congregación. ¿Qué? ¿Es que tal iglesia, no conduciría a un creyente a participar de enseñanzas y programas que no son bíblicamente sanos? Podría, pero aquellos que se esfuerzan por encontrar una buena iglesia, seguramente tienen suficiente discernimiento bíblico para reconocer lo que no coincide con la sana doctrina. También es muy probable que sean una bendición para tal iglesia si fueran a asistir con un corazón de siervo. Sé de una persona muy exigente que, al ser cuestionada sobre por qué decidió asistir a una iglesia que ofrece programas no apoyados por la Escritura, dijo: "estaba pensando que podría ser capaz de ayudar a la iglesia bíblicamente".

También conozco a una pareja de jóvenes que están haciendo un aporte maravilloso a una iglesia en la que probablemente no me permitirían enseñar, teniendo en cuenta el número de programas que esta iglesia apoya y sobre los cuales he escrito desfavorablemente. El ministerio de esta pareja a grupos de jóvenes (con un estudio bíblico y discipulado personal) en la iglesia ha sido elogiado por el liderazgo. Ellos establecieron desde el principio con los dirigentes que cuando sirvieran en la congregación, la Palabra de Dios sería su guía y autoridad. El deseo de su corazón es animar a jóvenes adultos creyentes (sus propios compañeros) el aprender y aplicar las Escrituras en sus propias vidas. Ellos no critican o dan su opinión acerca de los programas de la iglesia, en lo cual no están de acuerdo, a menos que su opinión sea solicitada. Cuando eso ocurre, su respuesta es, "Sólo queremos ir por lo que la Biblia dice y enseñar lo que esta enseña", y hasta ahora ellos no han recibido ninguna queja. No quieren comprometer sus creencias o ser catalogadas como divisivas. Otros como ellos tienen esto en común: quieren simplemente servir en el cuerpo de Cristo en cualquier capacidad que puedan y donde puedan. Creen que el Espíritu Santo les ayudará a fortalecer a sus hermanos y hermanas en Cristo, no importa cuánto una iglesia se haya debilitado por programas y prácticas que no son bíblicos. Hay otra situación con respecto a buscar una iglesia, o mejor dicho el no buscar, que escuchamos más y más en estos días. El problema aquí es que aquellos que están buscando una iglesia no pueden encontrar otros creyentes que piensen igual en su comunidad, es decir, que el individuo o la familia, hacen la decisión de aislarse completamente debido a las circunstancias. Terminan sin ninguna iglesia y sin ninguna participación con otros creyentes, nadie fuera de sí mismos para servir, o con quien orar. Se han aislado y separado de los diversos dones del creyentes que sirven para la edificación y la construcción del cuerpo de Cristo (1 Corintios 12:12-27, 14:2-5, 12, 26; Efesios: 4:11-16; 1 Peter: 4:10). Estas personas dependen en su mayoría de predicadores que enseñan por la radio, televisión, u otros medios de comunicación, para así obtener su instrucción bíblica. Para éstos, el servicio y el compartir la fe, están entre los componentes más importantes que se han perdido.   

Para los creyentes en esa condición separada, tengo unas cuantas preguntas y pensamientos. ¿Es posible que el Señor le pueda ayudar a encontrar a otros creyentes? Mi conjetura es que, entre todas las personas que asisten a las iglesias en una comunidad, debe existir un potencial creyente, o tal vez incluso un verdadero creyente, o dos o tres. Tal vez no son maduros en la fe, pero realmente están tratando de conocer a Dios en verdad. Iglesias, por lo tanto, parecen ofrecer la mejor oportunidad para conocer a otros creyentes en Cristo. Encontrar otro creyente podría conducir a un compartir en hermandad que pudiera comenzar simplemente orando unos por los otros.  O podría llevar a ayudar unos a otros por satisfacer una necesidad. Finalmente, incluso podría abrir la puerta para un estudio bíblico. Creo que Jesús ayuda a aquellos que activamente están buscando encontrar una congregación, por medio de Su gracia. Una congregación no solo implica la ventaja de estar con otros creyentes, sino el crear un ambiente en el cual se pueda llevar a cabo mejor las instrucciones del Señor para vivir la vida Cristiana.

El último escenario es el más extremo, sin embargo, algunos creyentes están hoy en día en esta situación. Puede ser que, si el Señor no volviera pronto por Su novia, los verdaderos creyentes no tuvieran la opción de congregarse en las iglesias. Sin embargo, no dejarán de reunirse privadamente. ¿Por qué? Esa es la exhortación y la instrucción para los creyentes que se da continuamente en todo el Nuevo Testamento. Los creyentes desesperadamente necesitan estar con los hermanos, especialmente cuando los días se hacen más oscuros cuando ya se avecina y más nos acercamos al regreso de Jesús por Su novia, Su cuerpo. "Vosotros, pues, sois el cuerpo de Cristo, y miembros cada uno en particular" (1 Corintios 12:27 ). Una instrucción entre muchas relacionadas con la necesaria interacción de los santos es 1 Tesalonicenses 5:11-14: "Por lo cual, animaos unos a otros, y edificaos unos a otros, así como lo hacéis.  Os rogamos, hermanos, que reconozcáis a los que trabajan entre vosotros, y os presiden en el Señor, y os amonestan; y que los tengáis en mucha estima y amor por causa de su obra. Tened paz entre vosotros. También os rogamos, hermanos, que amonestéis a los ociosos, que alentéis a los de poco ánimo, que sostengáis a los débiles, que seáis pacientes para con todos". Todas esas cosas se logran mejor, y tal vez puede que sea en la única forma, cuando nos reunimos juntos con hermanos y hermanas en obediencia a nuestro Señor y Salvador.  Eso es lo que Cristo nos manda para nuestro bien, y por Su buena voluntad.

 

 _____________________________________________________________     

¿NO PUEDE ENCONTRAR UNA IGLESIA?T.A. McMahon 

Abril 2018Título en inglés: “CAN’T FIND A CHURCH?”

ELIGIENDO LA VOLUNTAD DE DIOS

Dave Hunt, Marzo 2018 - Publicado por Primera vez en Mayo  de 1991  


Durante la tentación en el desierto, Satanás le ofreció a Jesús "todos los reinos del mundo..." y la gloria de ellos (Lucas 4:5-6). Él no estaba engañando. Este mundo realmente es de Satanás y él puede dárselo a quien él quiera. Jesús no disputa la jactancia de Satanás que este mundo había sido "entregado a mí (por Dios); y a quien yo se lo doy”. Las condiciones en que Satanás ofrecía este mundo a Cristo eran claras: "Si te postras y me adoras" — que, por supuesto, Jesús se negó a hacer. ¡Hay que tener mucho cuidado! Ya que los reinos y la gloria de este mundo son todavía los favores que Satanás usa para atraer a la gente vulnerable, con el propósito de engañarlos y para que lo adoren a él. Como su Señor, los verdaderos seguidores de Cristo rechazan los reinos y la gloria de este mundo. Este rechazo incluye el muy promocionado Nuevo Orden Mundial, que estará bajo el control de Satanás. Cristo ha prometido al creyente algo mucho mejor: un reino eterno y celestial adquirido a través de Su derrota de Satanás en la Cruz. Como resultado de esa victoria, "Los reinos del mundo han venido a ser de nuestro Señor y de su Cristo" (Apocalipsis 11:15).  Los reinos terrenales muy pronto dejarán de existir, y en su lugar el Reino de Dios vendrá a la tierra.

Entonces Cristo, junto con quienes han compartido Su rechazo y Su sufrimiento (Hechos 14:22; Romanos 8:17; 2 Timoteo 2:12), reinarán en gloria y con gozo finalmente y para siempre.


Sería una negación de parte de los Cristianos a su Señor en disfrutar la popularidad y honores que este mundo presente les pueda otorgar. Eso no quiere decir que un Cristiano nunca debe ser exitoso en los negocios, en la ciencia, en el mundo académico, deportes, etc. De hecho, los Cristianos deben ser lo mejor que puedan ser en lo que hacen. Pero su habilidad, talento y esfuerzos deben ser usados para la gloria de Dios, y no para su propia vanagloria. Este mundo no tiene ningún atractivo para los creyentes; ya que ellos no deben sucumbir a lo que este mundo ofrece ni a sus halagos. No deben ser influenciados o desviados en el camino que ya han trazado (1 Corintios 9:24-27; 2 Timoteo 4:7-8) ya sea por la crítica del mundo o por sus elogios. Ellos saben que al final nada importa salvo, la opinión de Dios.  


Se nos advierte, "No améis el mundo, ni las cosas que están en el mundo.  Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él" (1 Juan 2:15). Satanás es llamado "el dios de este mundo" (2 Corintios 4:4), y aquellos quienes aman a este mundo se están alineando y honrando a Satanás, dándose cuenta o no.  De hecho, ya ellos están en el camino a la adoración a Satanás, que va a ser la religión mundial durante la Gran Tribulación (Apocalipsis 3:4). Una prueba evidente que el Cristianismo ha sido seducido por Satanás es el hecho de aquellos quienes son altamente honrados por el mundo (y basados solamente en este hecho), también son halagados y son dados un honor especial de parte de la iglesia.  Losmedios de comunicación Cristianos adulan y lisonjean a estas personas,  ya sea este un héroe deportivo, una actriz atractiva, un acaudalado hombre de negocios o un político en alto cargo,  que supuestamente se ha convertido al Cristianismo. Estos supuestos nuevos creyentes elogiados por el mundo, careciendo de madurez, son desfilados, expuestos y elogiados en la televisión Cristiana y ellos son presentados ante la iglesia como héroes de la fe y modelos ejemplares para la juventud - y Cristianos los admiran con expresiones de  "ooh" y "aah" cuando escuchan sus testimonios. Pero el misionero humilde, piadoso, maduro en la fe, que ha permanecido fiel a Cristo a través de décadas en dificultades, privaciones, tentación y peligro, y que ha ganado almas en campos difíciles del trabajo, apenas puede atraer una pequeña audiencia. Obviamente, el Cristiano común y corriente admira más lo que el mundo llama éxito, que aquello realmente piadoso y espiritual. ¡Aquí hay algo distorsionado!


Jesús dijo a sus discípulos, "Si fueran del mundo, el mundo los querría como a los suyos.  Pero ustedes no son del mundo, sino que yo los he escogido de entre el mundo.  Por eso el mundo os aborrece" (Juan 15:19). Así pues, a Pilatos, Jesús declaró, "mi reino no es de este mundo" (Juan 18:36). Él no quiere decir que Su reino es totalmente independiente de esta tierra, sino que no es de éste sistema mundial. De hecho, está en completa oposición al mismo. Este sistema mundial presente (incluyendo el nuevo orden mundial), pertenece a Satanás y debe ser destruido, para que el Reino de Dios se pueda establecer.   


Cristo vino a "destruir las obras del diablo" (1 Juan 3:8), lo cual lo logró en la Cruz (Juan 12:31-33). Tal es Su propósito para todos quienes lo han recibido como Señor y Salvador. Las obras de Satanás en nuestras vidas o participación en ellas y cualquier complicidad con este mundo, deben ser destruidas, si Cristo va a reinar dentro de nosotros. Este objetivo puede realizarse sólo a través de la obra de Su cruz,  aplicado a la vida cotidiana de cada creyente, en el poder del Espíritu Santo. Solamente entonces el amor de Dios y Su voluntad y el carácter de Cristo puede manifestarse en el corazón y en la vida de una persona.   


El que no es salvo ama este mundo. En contraste, los Cristianos no aman el mundo; ellos aman al Padre. Somos ciudadanos del cielo, "de donde también esperamos al Salvador, al Señor Jesucristo: el cual transformará el cuerpo de la humillación nuestra, para que sea semejante al cuerpo de la gloria suya..." (Filipenses 3:20-21). En lugar de tratar de dejar nuestra marca en este mundo y disfrutar de sus beneficios y placeres, nosotros buscamos agradar al Padre, porque deseamos una recompensa eterna y celestial.  


La opción que enfrentamos, como muchos se imaginan, no es entre el cielo y el infierno. La elección es entre el cielo y este mundo. Hasta un tonto cambiaría el infierno por el cielo; pero sólo el sabio cambia este mundo por el cielo.  No se puede tener ambos. Uno no puede vivir para Dios y para sí mismo. A muchos de los que se llaman Cristianos,  les resulta difícil resistir las tentaciones de este mundo y vivir enteramente para Cristo.


¿Por qué debe ser tan difícil elegir la vida en lugar de la muerte, el gozo en lugar de la tristeza, eterno éxito espiritual en vez de remordimiento, la verdad de Dios y el amor, en vez de las mentiras de Satanás y deseos destructivos? La elección sólo es difícil para aquellos que son engañados por Satanás, y que por lo tanto, al creer en este mentiroso, dudan y deshonran a Dios. ¡Qué insulto es al Padre celestial cuando los Cristianos actúan como si el servir a Dios fuera un gran sacrificio - ¡cómo si el cambiar este mundo por el cielo fuera un mal negocio! Motivación es un elemento clave. Una de las motivaciones de gran alcance viene a ser comparar la longitud de la eternidad con la brevedad de la vida terrenal. Sólo un tonto cambiaría lo que es eterno y celestial por lo que es terrenal y temporal, recuerden, no podemos tener ambos. Los llamados "Cristianos" que viven habitualmente por lo que pueden ganar y disfrutar en este mundo, en lugar de "hacer tesoros en el cielo" (Mateo 6:19-21), niegan con sus vidas la fe que profesan con los labios.


Aquellos que en sus vidas diarias optan por este mundo en vez del cielo no deberían sorprenderse cuando Dios les entregue en la eternidad la elección que hicieron. ¿Cómo puede uno quejarse si no es llevado al cielo para pasar la vida eterna, si fue el cielo el cual él o ella rechazó es esta vida? Alguien ha dicho que hay sólo dos clases de personas en el mundo: aquellos que le dicen a Dios, "que no se haga mi voluntad sino la tuya" y aquellos a quien Dios le dice, "que no se haga mi voluntad sino la tuya". Qué gran tragedia será el estar encadenado a la voluntad propia y no a la de Él - ¡estar siempre encarcelado con uno mismo y estar eternamente separado de Dios!  


La declaración de Cristo al Padre, "no se haga mi voluntad sino la tuya" (Lucas 22:42)   lo puso en la Cruz. Nosotros también debemos negarnos a nosotros mismos en sumisión a la cruz (Mateo 16:24). Al hacer esto damos un punto final al uno mismo, y Cristo se convierte en nuestra propia vida, nuestro todo. Este es el camino de la sabiduría (Job 28). El sabio "brillará ... como las estrellas para siempre" (Daniel 12:3) con Su luz en sus corazones; vasos puros irradiando eternamente de Su gloria.  Los necios heredarán la negrura de la oscuridad para siempre, porque insistieron en hacer su propia voluntad y son ahora seres caídos. El destino del hombre es gozo eterno en la presencia de Dios y de Sus ángeles y Santos o una agonía eterna y solitaria, encerrado en uno mismo.


William Law expresó con rara y excepcional claridad la elección entre el cielo y este mundo. Señaló que un hombre se consideraría insano o demente, si pasara toda su vida planeando su casa, cancha de tenis, piscina, casa para la jubilación, etc., en el planeta Marte, pero alguien que pasa su vida igualmente absorbido en planificación, llevando a cabo sus proyectos, y disfrutando de las esas cosas en este mundo, a ése hombre se le respeta y se le considera como una persona prudente. En realidad, dice Law, ¡ambas personas son tontas!  La primera está obsesionada con un mundo donde él no puede vivir— mientras que el otro se une a un mundo donde él no puede permanecer. El grado de locura se diferencia solamente por unos pocos años.


Jim Elliot, misionero joven martirizado en Ecuador en 1956, lo puso sucintamente: "No es tonto quien renuncia a lo que no puede guardar para ganar lo que no puede perder." ¡Qué tragedia el rechazar la vida eterna por los placeres de éste mundo.  La Biblia no dice que el pecado no produce placer; lo que dice es que los placeres del pecado solamente pueden disfrutarse "por una temporada" (Hebreos 11:25) - y por una temporada muy corta, comparada con el tiempo infinito en la eternidad. ¡Indudablemente elegir lo temporal es un muy mal negocio!


La frase "vida eterna" se refiere no sólo a la cantidad de la vida que Dios ofrece, sino a su calidad, una calidad de vida que Dios quiere que comencemos a experimentar aquí y ahora. Jesús dijo que la vida eterna es conocer personalmente a Dios (no en conocer acerca de Él) y a Su hijo ( Juan 17:3). Pablo advirtió que Cristo un día tomaría venganza sobre aquellos que "no conocieron a Dios" (2 Tesalonicenses 1:8). En concordancia con la verdad de estas y otras escrituras similares, los evangélicos dicen que no practican una religión acerca de Dios, pero que tienen una relación personal con Dios. Lamentablemente, esta declaración se ha convertido en casi un cliché: suena bien en teoría, pero muy a menudo existe poca evidencia práctica por lo que se ve en la vida diaria del cristiano.  


Reconociendo que la eternidad es infinitamente más larga que la esperanza de vida más optimista, esto nos proporciona una poderosa motivación para vivir para Él (y así elegir el cielo en lugar de este mundo). Pero conocer verdaderamente a Dios nos proporciona una motivación aún más poderosa.


El conocer a Dios nos lleva a la santidad. Cuando Él se convierte en una pasión consumidora, desplazando todos los demás deseos y superando el poder del pecado en nuestras vidas. Su presencia dentro de nosotros es suficiente para satisfacer todo anhelo. Porque el conocer a Dios es amarlo, y no hay mayor motivación para la obediencia a Sus mandamientos que el amor. De hecho, no se acepta ninguna otra motivación. No es casualidad que el primer mandamiento es, "Ama al Señor tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma y con todas tus fuerzas" (Deuteronomio 6:5). Obediencia a las leyes de Dios debe surgir del amor por Él. De lo contrario, obedecer la letra de la ley es nada (1 Corintios 13:1-3). Podríamos dar todas nuestras posesiones a los pobres y someternos al martirio en la hoguera por el nombre de Cristo, pero si nuestra motivación no es amor, todo sería en vano. Cristo declaró, "El que me ama, mi palabra guardará ... El que no me ama, no guarda mis palabras" (Juan 14:23-24).  


El amar a Dios es el secreto de la vida Cristiana. Si realmente lo amamos, entonces nosotros queremos servirle, complacerle y glorificarle. No queremos hacer nada o ni siquiera tener un pensamiento que podría desagradarle o deshonrarle.  Un amor genuino para Dios— y sólo ese amor — produce constante santidad y piedad en la vida cotidiana. El amor es también la gran fuente de alegría y paz. Nos hace estar consientes de los perdidos entre nosotros y así poder testificar, acercándonos con fervor y sin avergonzarnos. Porque ¿quién se avergonzaría de alguien que lo ame? Es más ¿quién no quiere hablar bien, confiado y en todo momento de aquel uno ama?


¿Donde podremos encontrar este amor que debemos tener para con Dios, y sin el cual no podríamos complacerlo?  Ese amor no está escondido en algún lugar en nuestros corazones esperando ser descubierto. Ni tampoco es un potencial que tenemos y que solamente necesita ser desarrollado. Nosotros no podemos hacerlo funcionar. Tampoco puede ser producido por esfuerzo. Este amor no está en ninguno de nosotros. Aunque involucra nuestra voluntad y nuestras emociones, este amor viene solamente de Dios.   


Entonces, ¿cómo se produce este amor? El amor es el fruto que el Espíritu produce en nuestras vidas (Gálatas 5:22). Es tan milagroso, como la fruta de un árbol, algo que sólo Dios puede producir. Sin embargo no somos como un árbol, que no tiene voluntad o emociones. Obviamente, mucho más está implicado cuando el Espíritu da fruto en la vida del creyente que lo que está involucrado en los frutos de la naturaleza. Su amor es la clave.


"Le amamos porque él nos amó primero" (1 Juan 4:19). Esto nos dice que nuestro amor por Dios viene como respuesta a Su amor por nosotros. Sabemos de Su amor a través de Su Palabra. Nuestros corazones se regocijan cuando creemos lo que la Biblia nos dice de Su amor al crearnos, dando a Su hijo a morir por nuestros pecados, soportando pacientemente nuestro rechazo, perdonándonos y salvándonos de la pena que exige su ley Santa por nuestro pecado, proporcionando el cielo a un costo infinito.  Seguramente meditar sobre el amor de Dios nos debe producir, por Su espíritu, ferviente amor por Él.


Sin embargo, es mucho más que leer, memorizar y creer lo que nos dice la Biblia acerca de Dios y de Su amor. Jesús reprende a los fariseos por escudriñar las Escrituras y al mismo tiempo negarse a acudir a Él, aquel de quien las Escrituras atestiguan. Lo que dice la Biblia acerca de Dios está allí para llevarnos a una relación personal con Él. Debemos conocer no sólo Su palabra, sino también debemos tener una relación personal con Él. Hay una intimidad con Dios que es prometida para aquellos que le aman y por lo tanto le obedecen, una intimidad que falta en las vidas de muchos Cristianos.


Aquellos que lo aman y obedecen, Cristo les ofrece una increíble y maravillosa promesa: "El que tiene mis mandamientos, y los guarda, ése es el que me ama; y el que me ama, será amado por mi Padre, y yo le amaré, y me manifestaré a él" (Juan 14:21). Esta promesa ha de manifestarse a sí mismo a los que le aman e implica una comunicación real de Su presencia. Esto es más que una firme creencia de que Él está con nosotros. Es una manifestación espiritual de Su presencia.


Esta comunión íntima comienza al momento de la conversión con una comunicación real del Espíritu de Dios al espíritu del creyente. El Espíritu de Dios "da testimonio con nuestro espíritu que somos hijos de Dios" (Romanos 8:16). No es simplemente insertar el nombre de uno en Juan 3:16 y aceptarlo "por fe".  Es el conocer a Dios, con un conocimiento tan real que nos da la seguridad que somos Sus hijos, y nos induce a una continua comunión con Él en oración. Esto no requiere visualización, escribir un diario o cualquier técnica, sino una intimidad que Él ha iniciado y que promete mantenerla con aquellos que le aman y le obedecen.  


La mayoría de la gente, Cristianos incluidos, aprovecharían la oportunidad de ser amigo íntimo y confidente de algún líder mundial, tal vez un astronauta, campeón de deportes, el jefe de una corporación multinacional o un famoso cardiocirujano. ¡Cuántos, sin embargo, descuidan la infinitamente más maravillosa oportunidad de conocer al Dios que creó el universo, para tener comunión íntima y continua con el que tiene todo poder, toda sabiduría, todo conocimiento, y que nos ama infinitamente! Como con cualquier otra persona, la compañía con Dios debe ser cultivada. Toma tiempo. Y sólo dedicaremos el tiempo, si realmente creemos que podemos conocer a Dios y que vale la pena.


"(Dios) es galardonar de los que le buscan (no éxito, placer, salud o riqueza, sino Él)" (Hebreos 11:6). Dios dijo a Abram: "yo (no tierras o ganado u otras posesiones que te daré   sino yo) soy tu escudo, y tu galardón será en sobremanera grande" (Génesis 15:1). Dios nos quiere recompensar con Él mismo. No debemos estar a la espera de una simple recompensa, en vez del Proveedor. Debemos diligentemente buscar esta comunión íntima con Dios, que Él mismo desea para cada uno de nosotros. Digamos al igual que David, "De madrugada te buscaré; Mi alma tiene sed de ti" (Salmo 63:1); y con Pablo, "a fin de conocerle, y el poder de su resurrección, y la participación de sus padecimientos, llegando a ser semejante a él en su muerte" (Filipenses 3:10). Que el conocer y el amar a Dios sea nuestra pasión, como lo fue para ellos.
________________________________________________________________

PSICOLOGÌA Y PSICOTERAPIA (segunda Parte)

Dr. Martin, Deidre Bobgan y T.A. McMahon - Febrero 2018

La Psicoterapia profesional, con sus psicologías subyacentes, es cuestionable en el mejor de los casos, perjudicial en el peor y como mínimo es una falsificación espiritual. Por un lado existe suficiente evidencia bíblica y científica para suspender o eliminar la industria de la psicología secular y al mismo tiempo también eliminar la industria de la "Psicología Cristiana." Por otra parte, no somos lo suficiente ingenuos para creer que la abrumadora cantidad de evidencia científica apoyando su eliminación, será tenida en cuenta por la mayoría de los cristianos.

Lamentablemente, muchos no están interesados en leer acerca de la evidencia bíblica y científica porque, contradice sus suposiciones ya establecidas acerca del asesoramiento (o consejería) psicológica. Según la investigación, no sólo es la psicoterapia menos eficaz de aquello que pretende ser, pero en muchos casos incluso es perjudicial. Después de examinar numerosos estudios de eficacia de la psicoterapia, el profesor universitario e investigador, quien es ampliamente reconocido y cuyo nombre es Dr. Robyn Dawes nos dice, "no existe evidencia positiva que apoye la eficacia de la psicología profesional". Dawes continúa diciendo "al evaluar la eficacia de la psicoterapia nos ha llevado a concluir que los profesionales psicólogos no son mejores psicoterapeutas que quienes no han recibido un entrenamiento mínimo e inclusivo; también se les puede comparar con aquellos que no han recibido ninguna clase de entrenamiento; así que podemos concluir en que estos profesionales son simplemente más caros".

En realidad, el Dr. Lawrence LeShan, cuando era presidente electo de la Asociación Humanista de Psicología dijo: "La Psicoterapia puede conocerse en el futuro como el mayor engaño del siglo veinte".

Aunque el ministerio bíblico del alma ha existido durante miles de años, la psicoterapia es algo relativamente nuevo. Han sido solamente en la segunda mitad del siglo veinte que Cristianos empezaron a confiar en la psicología más que en la Biblia en resolver los problemas de la vida. Como resultado, la psicología, ha desplazado gran parte del Cristianismo y el cuidado de las almas. Incluso para los cristianos, la psicoterapia y sus psicologías subyacentes han contaminado el ministerio puro de la Palabra de Dios y la vida de Cristo en el creyente.

Hoy en día muchas personas entusiásticamente creen que las teorías de orientación psicológica, camufladas con una amplia variedad de estilos y colores, contienen los secretos y respuestas para ayudar a la atribulada alma. Su confianza en el poder curativo de la psicoterapia ha aumentado, a pesar de la ausencia de una prueba substancial de cualquier grado de efectividad. Persuadidos por las afirmaciones de los psicoterapeutas, la gente no llega a cuestionar la validez de esas afirmaciones, se niegan a examinar la investigación de esta supuesta ciencia, y ciegamente creen en los mitos populares acerca de la psicoterapia.


En nuestras encuestas locales y nacionales, hemos encontrado que la gran mayoría de las iglesias envían a sus feligreses que tienen problemas, ya sea familiares, conyugales o personales, a estos licenciados profesionales. Unos 60 años atrás, no existía tal referencia de una iglesia a una oficina de psicoterapeuta, porque en ese entonces no existían estos licenciados psicoterapeutas. Pero ahora la iglesia que no consulte a un licenciado terapeuta o haga uso de sus libros, es una gran excepción.

¿Cuál es el problema con estos pastores que están apartando a sus feligreses de los oráculos de Dios y enviándolos a las oficinas de éstos usurpadores de Dios? Lo más desconcertante en todo esto es que enviando gente a psicoterapeutas éstos pastores y otros ministros en la iglesia están, en efecto, negando la suficiencia de la Palabra de Dios y del Espíritu Santo para ministrar en las pruebas, tribulaciones y sufrimientos, ¡que indudablemente son cosas que debemos enfrentar en la vida!

La iglesia posee grandes y divinas promesas de Dios, las cuales están contenidas en Su Palabra, y que siempre triunfa sobre el prestigio actual, y las promesas y declaraciones de los psicoterapeutas, pero hay muchos líderes cristianos y organizaciones que, por sus acciones, aparentemente no creen en esto. Sus actos contradicen sus afirmaciones en la creencia y en la suficiencia de las Escrituras.

Hemos dicho repetidas veces que los cristianos no deben convertirse en psicoterapeutas. Tampoco deben los cristianos consultar a los psicoterapeutas para ayuda. A pesar de nuestras advertencias, y con todo lo que hemos proporcionado en apoyo bíblico y científico, los cristianos continúan convirtiéndose en psicoterapeutas y continúan usando sus servicios.

Todos los psicoterapeutas licenciados han sido educados en la clínica de psicología, de donde proviene la psicoterapia (asesoramiento o consejería psicológica). Cuando ellos aconsejan, deben hacerlo según su formación psicológica secular y de acuerdo a su licencia. Cada estado otorga licencia a sus psicoterapeutas, con los dos títulos más populares que son Psicólogo Clínico y Matrimonio y Terapeuta Familiar. La norma que los psicoterapeutas deben seguir es que ellos tienen que practicar su profesión de acuerdo a los requisitos educativos estipulados en la concesión de sus licencias. Un Psicoterapeuta que es licenciado por el estado y que es honesto no puede convertir la relación de terapeuta/cliente en una sesión Cristiana, ya que eso sería un uso deshonesto de la licencia y podría conducir a la suspensión de la licencia.

Cualquier psicoterapeuta licenciado por el estado debe servir a clientes sin discriminación. Eso significa que un cristiano que está autorizado por el estado a ser un psicoterapeuta debe realizar servicios profesionales a parejas casadas ya sean lesbianas, homosexuales casados o solteros, satanistas, líderes sectarios, etc. Por ejemplo, si una pareja homosexual que está casada viene a un psicoterapeuta licenciado por el estado para consejería, el psicoterapeuta debe hacer todo lo posible, de acuerdo a su entrenamiento profesional, para ayudar a esta pareja de homosexuales a vivir más felices en su estado matrimonial. Algunos de estos Psicoterapeutas Cristianos suelen decir que ellos estarían dispuestos a perder su licencia antes de hacer eso. Sin embargo, para empezar, ningún cristiano debería ponerse en esa situación.


Desde el principio de la Iglesia Cristiana siempre ha habido un método y un ministerio para tratar con los problemas mentales/emocionales. El método dependía de la Palabra de Dios, que describe la condición del hombre y el proceso de alivio para mentes atribuladas. El Ministerio en la iglesia primitiva era un Ministerio de Oración y Sanidad, que trata todos los trastornos mentales y emocionales. Todo este proceso era conocido como la "cura de almas". John T. McNeill, en "Una historia de la cura de almas" describe este ministerio como "el tratamiento curativo y sostenimiento de las personas en aquellas cuestiones que van más allá de las exigencias de la vida animal".

Considerando que había un tiempo en que la iglesia creía, dialogaba y practicaba la cura de almas, es desconcertante que ahora haya cambiado su fe por una cura secular de las mentes. El Dr. Thomas Szasz describe muy hábilmente cómo surgió este cambio: "...con el alma firmemente desplazada por la mente y la mente subsumida como una función del cerebro, se habla de la 'curación de la mente'". El cerebro es un órgano físico, la mente no lo es. Con este giro semántico sutil, la mente (disfrazada como un órgano del cuerpo) fue elevada como un concepto científico y médico, en contraste con el alma, que es una realidad teológica. Se realizó una elección entre un supuesto concepto científico y un concepto teológico. La persona normal no tiene en cuenta que la mente y el alma son conceptos abstractos. Uno es una abstracción de la psicoterapia y la otra es una abstracción de la religión.

Al mismo tiempo que un órgano físico (el cerebro) fue substituido por una abstracción (la mente), otro cambio ocurrió. Mientras que la iglesia había creído que había una relación entre el pecado y las circunstancias que causaban trastornos mentales/emocionales, el psicoterapeuta introdujo el concepto médico de enfermedad para explicar dichos trastornos. Sin embargo, el sufrimiento mental no es sinónimo de enfermedad, sólo hemos sido engañados a pensar que sí lo es. Aceptamos fácilmente la palabra "enfermedad" para referirse a problemas mentales y emocionales ya que era la "amable" y "compresible" manera usada para encubrir la responsabilidad moral — la nuestra al igual que la de ellos.

Existe un problema grave cuando las personas confunden las emociones con un agregado celular (algo biológico) y el pecado con una enfermedad. Tal confusión de palabras conduce a un pensamiento erróneo. Esta misma confusión y error prácticamente terminaron con el ministerio de "cura de almas" en la iglesia. A través de un truco semántico, la mente se confundió con el cerebro, y la denominación errónea de enfermedad sustituyó el concepto de pecado. De esta manera todo el proceso subjetivo, teórico de la psicoterapia se refugió muy cómodamente en el reino de la ciencia y de la medicina. En realidad, la psicoterapia es erróneamente calificada como medicina y es como ciencia una impostora. Con el aumento en la psicoterapia, se observó un descenso en la cura pastoral de las almas, hasta que ese ministerio es ahora casi inexistente.

El Cristianismo es más que un sistema de creencia o un credo teológico. El Cristianismo es fe en un Señor viviente y en Su residente Espíritu Santo. El Cristianismo involucra la vida entera: cada día, cada acción, cada decisión, cada pensamiento y cada emoción. Uno no puede tratar adecuadamente a un cristiano aparte de la presencia permanente de Cristo. Tampoco debe uno separar la parte mental y emocional de la fe Cristiana.


Los verdaderos cristianos, quienes tienen el Espíritu Santo de Dios viviendo en ellos, son seres espirituales; necesitan soluciones espirituales, no sólo intentos psicológicos tratando de resolver el problema. Sin embargo, por mucho tiempo los cristianos han acudido a la iglesia para responder sus preguntas teológicas y han acudido a otros lugares para obtener respuestas a los problemas de la vida.

Se puede comprender que el mundo rechace el Agua Viviente cuando trata de entender y ayudar a individuos quienes están sufriendo con problemas de la vida. Sin embargo, así como el mundo rechazó las respuestas bíblicas, la iglesia comenzó a dudar de su propia doctrina del pecado, de salvación, y santificación en el área de problemas y de relaciones personales. Muchos ministros incluso han dejado su ministerio pastoral para convertirse en psicoterapeutas licenciados.

En los últimos sesenta años, la teoría psicológica ha usurpado el lugar de la práctica espiritual e incluso los cristianos han adoptado la psicoterapia y no la santificación como un medio de resolver los problemas del alma. La Biblia proporciona una base espiritual para la salud mental y emocional y una solución espiritual para los trastornos mentales y emocionales que han sido causados por causas que no son orgánicas. La verdadera salud mental implica la salud espiritual y moral, así como el bienestar emocional. Es imperativo que los cristianos tomen un enfoque renovado en la Biblia y en lo que Dios ha hecho disponible para la salud mental, emocional y para la sanidad. Nunca nadie ha demostrado que la psicoterapia produce mejores resultados que el ministerio bíblico de la iglesia desde el día de Pentecostés hasta el tiempo presente.

La Biblia es el único documento autorizado y que es suficiente cuando se trata de cuestiones del alma. Dios mismo creó los seres humanos. No sólo les dio una alma, sino también les dio Su Palabra con respecto a asuntos del alma, incluyendo "todas las cosas que pertenecen a la vida y la piedad, mediante el conocimiento de lo que nos ha llamado a gloria y virtud" (2 Pedro 1:3). El alma misma, que no es parte física, es la vida interior de una persona, es el núcleo del ser humano. Ninguna teoría psicológica, psicoterapeuta o consejero psicológico puede ni siquiera acercarse a lo que la Biblia es capaz de hacer en relación al alma: "Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón. Y no hay cosa creada que no sea manifiesta en su presencia; antes bien todas las cosas están desnudas y abiertas a los ojos de aquel a quien tenemos que dar cuenta" (Hebreos 4:12-13).

El alma reside en cada persona en su "naturaleza innata," que es común a todos los que están "en Adán" (que han heredado la naturaleza pecaminosa). El espíritu humano se hace vivo cuando las personas son "nacidas de nuevo" (Juan 1:12-13; 3:3-5) y tienen la vida de Cristo en ellos. Podemos leer esto en el libro de los Gálatas donde "el deseo de la carne es contra el Espíritu, y el del Espíritu es contra la carne" (Gálatas 5:17). Esta batalla dentro de cada creyente entre la carne y el Espíritu continúa hasta que los creyentes entren en gloria con Cristo Jesús. La Palabra de Dios revela los "pensamientos y las intenciones del corazón" de cada persona. La Palabra de Dios no solamente es poderosa y autoritativa; es inspirada por Dios y suficiente para permitir a un Cristiano a vivir una vida agradable a Dios: "toda escritura es inspirada por Dios y es útil para doctrina, para reprender, para corregir, para instruir en justicia: que el hombre de Dios sea perfecto, completamente equipado para toda buena obra" (2 Timoteo 3:16-17).

La Palabra de Dios ministrada por el Espíritu Santo en la comunidad de creyentes tiene mucho más que ofrecer que la sabiduría psicológica de los hombres. El plan de Dios para salvación y santificación se presenta claramente en la Biblia. En vez de ser atraídos o adoptar la psicoterapia, los creyentes necesitan recurrir a las Escrituras, que describe lo que Dios cumple en un creyente y cómo el creyente es equipado para responder.

"Por tanto, de la manera que habéis recibido al Señor Jesucristo, andad en él; arraigados y sobreedificados en él, y confirmados en la fe, así como habéis sido enseñados, abundando en acciones de gracias. Mirad que nadie os engañe por medio de filosofías y huecas sutilezas, según las tradiciones de los hombres, conforme a los rudimentos del mundo, y no según Cristo. Porque en él habita corporalmente toda la plenitud de la Deidad, y vosotros estáis completos en él, que es la cabeza de todo principado y potestad"(Colosenses 2:6-10).

En este pasaje, vemos que al igual que los cristianos reciben salvación por la gracia mediante la fe, ellos deben vivir cada día por la gracia mediante la fe. Y así como Jesús es central en la salvación en que se ofreció a sí mismo por sus pecados y les dio nueva vida, Él debe ser la parte central en nuestra vida diaria, de momento a momento. La nueva vida debe ser cimentada en Cristo y edificados en Él. Tienen que ser establecidos en la fe (las enseñanzas y doctrinas) para estar siempre al tanto de lo que Cristo ha hecho y así poder responder como corresponde. Y tienen que ser agradecidos, no sólo en forma parcial sino "abundando en eso con acción de gracias". El cristianismo no es una actividad a pasajera. Debe ser constante todo el tiempo, no solamente cuando la vida es fácil, sino también cuando la vida se pone difícil.

La Escritura en el párrafo anterior también nos advierte sobre la psicoterapia: uno no debe ser embaucado por "filosofías y huecas sutilezas, según las tradiciones de los hombres, conforme a los rudimentos del mundo", que arruina a los creyentes alejándolos de su dependencia en la Palabra de Cristo y de Dios. El pasaje ensalza a Cristo, en quien "habita corporalmente toda la plenitud de la Deidad"(v. 9) y que es "la cabeza de todo principado y potestad". Cristo ha hecho que los creyentes sean "completos en Él". Los creyentes necesitan estimular y alentar unos a otros con estas Palabras inspiradas por el Dios de las Escrituras, porque hay una tendencia a olvidar estas verdades, tan vivificantes y esenciales.

Dos veces en el libro de Proverbios (14:12; 16:25) nos dice que hay una manera (la manera del mundo) que parece recto al hombre, pero conduce a una separación de la verdad de Dios (es decir, a la muerte). Oremos para que todos podamos tener siempre en cuenta el consejo del Señor en Jeremías 6:16: "Así dijo Jehová: Paraos en los caminos, y mirad, y preguntad por las sendas antiguas, cuál sea el buen camino, y andad por él, y hallaréis descanso para vuestra alma".  
______________________________________________________________
Dr. Martin, Deidre Bobgan y T.A. McMahon

Febrero 2018
Título en inglés: PSYCHOLOGY AND PSYCHOTHERAPY (PART 2)

Menú Principal

Escuchenos en Vivo

Radio la Familia, todos los sábados a la 01:00 pm, hora del Perú

Clic aquí